SE QUE COMO A MI VUESTRA VIDA SE MUEVE ENTORNO A ESTA GRAN PASION QUE ES LA PESCA.POR ESO ESTE BLOG ESTA HECHO PARA LA PESCA Y PARA EL PESCADOR DEPORTIVO Y PROFESIONAL.TODAS LAS MODALIDADES DE PESCA TIENEN SU ATRACTIVO Y POR ESO VOY A RECOPILAR EN ESTE NUESTRO BLOG CASI TODAS LAS QUE EXISTEN Y PARA QUE ENCONTREIS VUESTROS ARTICULOS DE PESCA EN VUESTRAS TIENDAS FAVORITAS Y A LOS MEJORES PRECIOS POSIBLES. ESPERO QUE OS GUSTE Y QUE TENGAIS MUY BUENAS JORNADAS DE PESCA.

CAZA Y PESCA

miércoles, 21 de junio de 2017

Pesca de Black Bass con técnica drop shot

Pesca de Black Bass con técnica drop shot
Aunque el calor ha llegado con fuerza, aún seguimos teniendo buenas semanas para la pesca del black bass, antes del parón estival y que desde finales de septiembre y principios de octubre volvamos a tener una época muy buena para el black bass. Eso sí, tenemos que tener en cuenta las limitaciones y estas hacen que la técnica drop shot gane muchos puntos a favor con respecto a otras formas de pesca.

La técnica del drop shot

¿Por qué es recomendable la técnica drop shot en el arranque del verano y en el arranque del otoño? Principalmente porque es una técnica ideal cuando los peces estén muy pescados, cosa que notamos mucho en esta época del año, tras una primavera intensa y aunque no sea el momento ideal, un verano con mucha presión de pesca. Pero también lo es cuando la actividad es más baja. En la primavera el instinto de ataque y protección hace que el black bass ataque todo tipo de estímulos, mientras en otoño, aunque también busca coger fuerzas para el invierno es más selectivo. También nos beneficiamos de la técnica drop shot el estado de las aguas, en días soleados con aguas claras que podemos pescar a pez vista, siempre podemos utilizar la sonda desde embarcación y en los días nublados o con aguas turbias de lluvia, esta se convierte en la casi única opción para la técnica drop shot para black bass.
Vinilo para técnica drop Shot
Vinilos anzuelado para drop shot

En que consiste la técnica drop shot

Básicamente lo que hacemos es plomar la línea y a unos 50 centímetros colocar un vinilo (tubos, lombrices, cangrejos, rana…). Lo vertical de esta técnica hace que sea ideal para la pesca embarcada o desde pato, pero también cundo nos encontramos en orillas pronunciadas o cortantes.
drop-shot
Montaje drop shot
Con esta técnica no desplazamos mucho el artificial, se lo presentamos muy cerca al black bass y por ello es tan importante tenerle localizado, hacerlo a pez visto. Lanzamos nuestra línea hasta el fondo y allí tensamos la línea. Ya allí, le imprimimos pequeños movimientos con la punta de la caña, pequeñas sacudidas lentas o cortas que imprimen la acción a nuestro artificial. Repetiremos la acción varias veces hasta que hayamos explorado toda la zona donde hayamos detectado o creamos que están los black bass.
Las picadas pueden ser muy diferentes. Suelen ser más bruscas al principio de temporada que al final, por ello hay que estar muy atentos. Muchas veces es un simple toque, a veces tan sólo un desplazamiento de línea o picadas más fuertes. Hay que tener en cuenta que pescamos a profundidad y con unos basses en otoño “más calmados”, con ello tenemos que estar muy atentos ante cualquier movimiento.
En definitiva, la técnica drop shot, para zonas de cortantes y especialmente embarcado nos permite maximizar nuestras jornadas de pesca del black bass en el arranque del otoño.

lunes, 19 de junio de 2017

Mis 5 mejores cebos de pesca para la dorada

Mis 5 mejores cebos de pesca para la dorada
Uno de los mejores trofeos de pesca para la mayoría de pescadores deportivos en el mar es sin duda la dorada. Llevo muchos años detrás de ellas tentándolas con multitud de cebos diferentes y tras incontables “porras” y numerosas capturas, he ido sacando mis propias conclusiones en cuanto a sus preferencias a la hora de alimentarse.

Mis cebos de pesca para la dorada

Estos son los cinco cebos de pesca para la dorada que mejores resultados me han dado:

1. Caracola

Caracola común, corneta y cañailla. Estas son las especies más usuales en la costa mediterránea. Suelo buscarlas yo mismo (caracolas y cornetas) buceando por espigones y zonas rocosas, pero cuando las condiciones no lo permiten podréis encontrar cañailla en la mayoría de pescaderías.
cebos de pesca Caracola
Caracola
cebos de pesca Corneta
Corneta
cebos de pesca Cañailla
Cañailla
Se les despoja de la concha con una piedra o martillo y se anzuela directamente. Se pueden poner varias y licrarlas para que ganen algo de consistencia, sobretodo si vamos a utilizarlas para pescar a surfcasting. Si pescamos desde espigones y los fuertes lances no son necesarios, recomiendo ponerlas sin licra.
Como curiosidad decir que de estos moluscos se extrae un tinte púrpura muy apreciado en la industria textil, descubierto por los antiguos romanos. Poneos guantes si no queréis ir varios días con las manos manchadas.

2. Cangrejo

De entre los muchos que hay destaco el cangrejo verde, la calavereta y el ermitaño.
cebos de pesca Cangrejo verde
Cangrejo verde
cebos de pesca Calavereta
Calavereta
cebos de pesca Ermitaño
Ermitaño
El cangrejo verde y la calavereta se suelen anzuelar quitándoles las patas traseras y pasando el anzuelo por el hueco que queda. También se utiliza “loctite” para pegar el anzuelo al cuerpo y así no reciben ningún daño. En el caso de la calavereta es necesario arrancarle las patas traseras sea cual sea la forma de anzuelar ya que con estas se entierran y desaparecen de la vista.
A los ermitaños los despojaremos de la concha y los anzuelaremos sin ella. El mejor truco que conozco es con un mechero calentar el extremo de la concha y ellos mismos salen de una pieza. Si no disponemos de mechero la romperemos pero así los dañaremos en muchas ocasiones.
A la hora de lanzar lo haremos con suavidad para intentar que lleguen en la mejor condición posible al fondo.

3. Mejillón

Se trata de un alimento muy importante en su dieta y lo podemos comprobar cuando limpiamos en casa alguna de nuestras capturas, ya que en muchísimas ocasiones al extraer las tripas encontramos restos de ellos.
cebos de pesca Mejillón
Mejillón
Se puede anzuelar con o sin conchas. Si sospechamos que hay grandes ejemplares es mejor presentarlos enteros. Los abriremos con la ayuda de una navaja e introduciremos el anzuelo dentro dejando la punta en el exterior.
Si decidimos presentarlos sin concha, extraeremos varios y los licraremos en una aguja, para posteriormente anzuelarlos como si de un gusano se tratara.

4. Gusano americano.

Se trata de uno de los gusanos más efectivos, también llamado en algunos lugares “gusano de sangre”. El líquido que le da nombre no es exactamente sangre pero lo parece y tiene gran poder de atracción para los peces.
cebos de pesca Gusano americano
Gusano americano
Como su nombre indica proviene de las costas orientales de Norte América y aún no formando parte de nuestros hábitats dan muy buen resultado.
Es un gusano bastante duro y aguanta bien el ataque de la morralla y el lance. Debemos tener cuidado al anzuelarlo ya que están provistos de cuatro potentes “dientes” y si recibimos una mordedura puede ser relativamente dolorosa. Recomiendo ensartarlos en la aguja empezando por la parte de la cola.
Los hay de todos los tamaños, cuando los tengamos muy grandes podemos cebar usando pequeños trozos y sería conveniente licrar en los dos extremos para retrasar la perdida de “sangre”.

5. Tita

Uno de los gusanos más populares para la pesca de la dorada. Se encuentran de manera natural en nuestras costas y son parte de su dieta habitual. Los podemos encontrar en fondos de arena y fangosos.
cebos de pesca Tita
Tita
Se comercializan en varios tamaños. A las más pequeñas se las suele llamar “tita bibi”, luego están las normales o medianas y por último las más grandes, también llamadas “titas de palangre”. Las pequeñas y medianas se anzuelan de una pieza mediante una aguja hueca; una vez introducidas en esta se pasa el hilo del anzuelo a través de la aguja y luego pasamos la tita al hilo minimizando el daño. De esta forma evitamos la curva del anzuelo y que se nos vacíen de su preciado líquido (una vez pierden el líquido siguen siendo efectivas). Las más grandes se cortan a tiras y se licran en una aguja.
Este gusano es extremadamente resistente a la morralla y aguanta muy bien lances potentes.
[blockquote style=”2"]Siempre se ha dicho y se ha podido observar que cuando la dorada se alimenta de mejillones o cangrejos, lo hacen en dos fases. Primero los trituran y lo escupen, acto seguido lo engullen, así que cuando pesquemos con este tipo de cebos trataremos de clavar en la segunda picada.[/[/blockquote]strong>

Estos son mis cebos de pesca para la dorada ideales, mi presa favorita en la costa mediterránea, ¿cuáles son los vuestros?

miércoles, 14 de junio de 2017

Llegó el calor, aprovecha para pescar lucios a mosca en río

Llegó el calor, aprovecha para pescar lucios a mosca en río
Cuando se habla de pesca de lucios casi siempre pensamos en los grandes embalses, lucios que no sólo pescamos desde la orilla y cada vez más desde embarcación, incluso imitando la pesca al curricán del mar. Pero lucios también los tenemos en los ríos, como es el Tajo, Tormes o Esla. Y también se acerca a las orillas de embalses, como en La Jarosa, en la Sierra de Guadarrama, donde le gusta moverse por las zonas bajas de vegetación cuando llega el calor. Aunque hoy nos centraremos en hablar de su pesca en ríos, este año con el handicap del fuerte estiaje al que se enfrentan.
En los ríos podemos decir que la pesca es algo “más sencilla”, ya que sus refugios son más accesibles. Hacerlo a spinning siempre es buena opción para el lucio todo el año, pero es en la pesca de lucios a mosca donde tendremos un verdadero reto y pondremos en práctica técnicas y equipos que variaran respecto a épocas anteriores.

Equipo de pesca a mosca de lucios en río

Como punto de partida, el equipo principal, caña y carrete no varían, ya sabéis, cañas de entre los números 8 y 9 (en casos extremos del 10 si hay lucios de gran tamaño) y un carrete freno de disco potente, capaz de almacenar una línea hasta del número 11. La caña del 8, al ser más ligera disminuye la fatiga de un largo día de pesca, pero para que no tengamos problemas con picadas de lucios que en muchos casos superen los cinco kilos hace más recomendable los equipos del número nueve.
Algunos os preguntaréis ¿Por qué un carrete del once? Trabajamos con grandes moscas y lances largos, por ello y para mejor control de la picada las líneas mayores son recomendables. Como sabéis o imagináis las moscas para el Lucio son grandes y pesadas, y en esta época no podemos dejarlas en superficie ya que salvo milagro no tendríamos ninguna picada.
Por ello lo mejor es que nuestras grandes moscas utilicemos líneas de hundimiento, no hace falta que se produzca con rapidez, ya que esta es recomendable si queremos llegar rápidamente a profundidades de 6 u 8 metros que raramente encontraremos en ríos y su recuperación es complicada, por ello mejor que el hundimiento sea lento y uniforme.
pesca de lucio a mosca

Zonas frescas para pescador y pez

No es difícil encontrar un río en España donde poder practicar la pesca de lucios, pero en esta época del año podemos buscarlo en ríos más de montaña para beneficiarnos de un clima más benigno y aguas más templadas como son el Tormes en la zona centro, el Esla en el noroeste y el Gállego en la noreste.
El nivel del agua hace que con un buen vadeador podamos acceder a casi todas las zonas, aunque en algunos de estos grandes ríos, podemos usar el pato (donde esté permitido). Allí otro hándicap es la maleza que en esta época está más que crecida. Al Lucio le encanta pero a nuestras líneas también y seguro que perderemos más de una enredada en la ova.

Pequeños consejos para la pesca de lucios en río a mosca

Para finalizar, resumiendo con unos pequeños consejos para la pesca de lucios en río a mosca:
  1. Busca la caña equilibrada, el número nueve es la ideal pero si sabes que existen grandes presas puedes usar una del número 10, dominarás mejor la presa pero perderás tacto.
  2. La mejor calidad en el anzuelo donde montemos la mosca, la primera clavada es fundamental así como resistir los tres o cuatro primeros tirones.
  3. No presentemos nuestra mosca en superficie, trabajemos con líneas que vayan hundiendo lentamente nuestra mosca.
  4. Como siempre localizar bien las presas, las zonas de maleza son las preferidas para los Lucios al igual que los obstáculos sumergidos, presentar nuestro cebo bien en estas zonas es todo un reto.

jueves, 8 de junio de 2017

Cómo disfrutamos más de la pesca, ¿solos o acompañados?

Cómo disfrutamos más de la pesca, ¿solos o acompañados?
En Cotodepezca.com hemos hablado muchas veces de los beneficios de la pesca, de este deporte maravilloso que tanto nos aporta ya sea en salud como en valores. Muchos hemos aprendido a pescar solos y hemos sido autodidactas, gracias  a libros principalmente y los aficionados más recientes por el aporte de revistas y todo lo que la red de internet les ofrece (blogs, webs, foros, redes sociales…). Otros han tenido algunos maestrillos o han aprendido de consejos de sus amigos en sus sesiones de pesca conjunta. Pasada esa fase ya solo queda cómo disfrutamos más de la pesca como más le llene. Unos disfrutan más solos y otros acompañados. Los hay quienes se sienten más a gusto solos en un pedrero, pensando en sus cosas con el único acompañamiento del rumor del mar y otros solo salen de pesca si es con su grupo de amigos. Veamos qué nos puede aportar cada situación, teniendo en cuenta que después cada pescador es un mundo y a cada uno encuentra estímulos muy distintos para disfrutar “a su manera”.

La mágica pesca solitaria

¿Cómo se le puede llamar a ese amanecer solitario ya sea en un roquedo, una playa o junto a la ribera de un río, mientras vemos salir en sol con parsimonia? Magia. Muchos pescadores pescan más a gusto solos, por mil motivos claro está, pero éste es uno de ellos. Puedes pescar a tu ritmo, sin prisas, lanzando allá donde desees y moviéndote por donde más oportuno creas, pescando en tu mundo, solo roto por el cantar de algún pajarillo o por el freno de tu carrete cuando tienes una buena picada, por ejemplo, en tu mosca seca si vas a cola de rata… Mientras pescamos y dependiendo de la modalidad practicada, podemos disfrutar del silencio, ese que nos hace meditar en lo que nuestra mente y espíritu necesite. Podemos trabajar los peces a nuestro antojo, sin las prisas y nervios de nuestro compañero que posiblemente pesque de manera diferente  a la nuestra, podemos parar de pescar y disfrutar de la naturaleza cuando nos apetezca y podemos organizar unos días de pesca non stop a nuestro antojo, pescando donde, como y cuando queramos. Podemos salir de pesca el día y a la hora que queramos, ya que no dependemos de nadie y vamos a “nuestro rollo”. Incluso hay quien sale solo a determinados sitios para que algunos de “sus” rincones no sean conocidos ni por sus más íntimos, aunque personalmente esa actitud muy cada vez más usual por ciertos pescadores no la comparto ya que es demasiado egoísta. Son solo unos motivos y luego entran algunos muy personales. Como inconvenientes de pescar solos…pues evidentemente hay algunos. El más importante es el riesgo a un accidente (ya sea una caída, un resbalón, un corte, un pinchazo con un pez peligroso o un anzuelo…) y el ir solos puede convertir un problema leve en uno muy grave. Cada vez más los pescadores buscamos zonas más escondidas, escarpadas o peligrosas, pues son las que dan más peces, pero eso tiene unos riesgos que yendo solos hay que saber valorar. Si vamos solos es complicado realizar buenas fotografías, al menos a nosotros mismos y ahí se echa en falta el saber hacer de nuestro amigo pescador que tan bien maneja su cámara. Si pretendemos pescar desde embarcación…también a menudo se hace más difícil si vamos solos, por no decir peligroso y si vamos en pato o kayak pescando muy alejados de nuestro punto de partida, tampoco es muy recomendado ir solos.

Pesca conjunta

Pescar acompañados, ya sea con una solo persona o con un grupo de amigos también tiene sus cosas buenas y no tan buenas. La diversión está garantizada, eso sí, hasta que llegan los egos y envidias, tan común en nuestro deporte que nos harán decidir con quién pescar y con quién no. Mientas eso no ocurra, pescar de manera sana entre amigos no tiene precio pues la risa es muy terapéutica en todos los sentidos. Y siempre se aprenden cosas unos de otros, ya sean aficionados recientes o con muchos años de lances y peces a sus espaldas. Dependiendo de la modalidad siempre es bueno tener ayuda extra, como en el surfcasting, pescando embarcados… y ni qué decir que si estamos pescando en una zona expuesta o simplemente es una buena pieza, la ayuda del compañero con el salabre es primordial. Si pescamos a spinning podemos intercambiar señuelos, material recomendaciones y conocimientos y buscar y pescar nuevos sitios con más papeletas de salir victoriosos que si vamos solos. Cada vez son más habituales las quedadas de amigos para pescar e intercambiar experiencias y luego claro, como no, seguir disfrutando con una buena comida o cena.
Hay muchos más motivos para decidir pescar solos o entre amigos. Yo disfruto pescando solo y muchas veces es lo que necesito. Y luego elijo bien a mis amigos habituales de pesca donde solo el disfrute ha de tener cabida. Sin envidias, que la pesca es uno de los deportes más sanos que existen. Así disfrutamos más de la pesca tanto solos como acompañados. Hay opciones para todos.

viernes, 2 de junio de 2017

La situación actual del pescador costero: simplemente, llámalo ilusión

La situación actual del pescador costero: simplemente, llámalo ilusión
Mal que nos pese, no corren buenos tiempos para el pescador costero de lance ligero. La percepción de que nuestros caladeros se hallan al borde del total esquilmo gana fuerza conforme cosechamos jornadas en las que el pez no termina por morder los engaños que tan tenazmente le brindamos a distintas horas del día y la noche. Da igual que arriesguemos el tipo por intrincados despeñaderos y traicioneros firmes, en ocasiones independientemente de las condiciones meteorológicas, en la creencia que quizás por allí more despreocupado el trofeo que tanto ansiamos, que al cabo de unas horas la cruda realidad nos devuelve al punto de partida.
Da igual incluso echar mano de lo mejor del mercado; hoy la mar ha vuelto a barajar y repartió unas cartas que nuevamente nos convierten en los derrotados de la timba. No cabe duda que a veces queda la sensación de estar peleando contra un inmenso gigante que no concede la más mínima alegría. Con estas mimbres, no es de extrañar que la mochila que llevamos encima nos tiente con dedicar el tiempo libre a otros menesteres o a bajar el pistón para así no quemarnos, algo a lo que por supuesto contribuye nuestro entorno más próximo con sus comentarios y guasas fuera de lugar.
No, desde luego que no es nada sencillo sacrificar horas de sueño, kilómetros y hasta la salud en pos de un objetivo que ha pasado a tornarse esquivo en demasía, pero por fortuna siempre contamos con un elemento que nos empuja a mirar las cosas desde una perspectiva que mezcla estoicismo y relativismo a partes iguales…, pues de otra manera, lo lógico es que tirásemos las cañas por la ventana.

Paralelismos

Sin duda, quienes dedican mucho tiempo libre a la pesca, son personas verdaderamente peculiares, todo sea dicho con el máximo de los respetos y desde el sincero elogio. De hecho, si echamos un vistazo a nuestro alrededor, veremos que el ritmo de la vida que llevamos sigue por unos derroteros terribles, en los que la inmediatez y la satisfacción instantánea son postulados que se buscan con avidez, pero sin repararse que los logros de verdad precisan de paciencia, constancia, temple y, ¿Por qué no?, pasar momentos difíciles cuando nada sale como se ansía, aun cuando se ponga lo mejor de cada uno para que eso no suceda.
Por supuesto que todos queremos que todo salga a la primera de cambio en aquello que más nos interesa, pero como bien sabemos, siempre hay variables perfectamente capaces de echar por tierra nuestras aspiraciones, y eso es algo que debemos asumir tanto en la vida como en la pesca.

El secreto de la pesca

Con esta apertura, más de uno pensará que en adelante vamos a enunciar lo que permitirá que nos salgamos con la nuestra cada vez que asomemos con la caña por la costa. Aviado va. De todos modos, tampoco está de más hacer saber que si algo se aprende con el paso de los años, por más que nadie escarmiente en cabeza ajena, es que cada cual es digno merecedor de las capturas que obtiene, y que éstas tendrán una entidad que dependerá del volumen de interés y de la voluntad de ir más allá que haga gala. De hecho, quien se conforma o va a lo fácil, es decir, a pescar desde puestos trillados por aparejos y buzos, lo normal es que pesque poco y de tamaño reducido.
Por eso es conveniente moverse, mostrar constantemente un carácter crítico con nuestro proceder y no creer que se sabe todo porque uno o dos días nos sonría la diosa fortuna, pues cuando uno se cree el rey del mambo, los hechos nos demuestran que queda mucho trecho por delante para comprender ciertas cosas que, para empezar, entran dentro de la lógica animal. Además, a partir de entonces resta lo más difícil, que es repetir la hazaña, algo que a buen seguro tardará por más que nos hallemos plenos de optimismo.

Una verdad como un templo

Desde luego que las cosas no pintan nada bien en el futuro para el pescador costero. La ausencia de capturas, la obstinada dinámica de las distintas Administraciones por vetar, restringir y prohibir el pan y la sal al humilde cañista, en concurso con el difícil entorno con el que a menudo tenemos que lidiar -por más que sus comentarios en tono de chanza no persigan más que tocar lo que cuelga y no suena-, constituyen un explosivo cóctel capaz de echar por tierra numerosas vocaciones, en especial las de aquellos que se inicien en ella.
En lo que respecta a los ya versados en la materia, por contra, seguro será más complicado conseguir la rendición, en la medida que la derrota casi se halla instalada en el subconsciente antes incluso de salir a probar fortuna por el litoral. Entonces, ¿cómo es posible que, con tanto en contra, seamos capaces de volver a machacar el mismo clavo? Pues, como dijimos un día a alguien que preguntó en ese sentido, “simplemente, llámalo ilusión”.

martes, 30 de mayo de 2017

LA PESCA NOCTURNA, TRUCOS Y CONSEJOS¿COMO REALIZAR LA PESCA NOCTURNA EN PLAYA O MAR?

LA PESCA NOCTURNA, TRUCOS Y CONSEJOS¿Como realizar la pesca nocturna en playa o mar?

La mayor parte de los peces que buscamos se alimentan a cualquier hora de la jornada, pero dentro del amplio lapso temporal hay momentos críticos que conviene no dejar pasar. Así las cosas, y a la caída del sol, no es de extrañar que aquéllos que con la luz del día circulan lejos de la orilla, ahora casi arrimen hasta el mismísimo rebalaje, ya cuando la bajamar alcanza su culmen, o bien conforme el agua cubre la zona de pesca.
Y es que nuestros escamosos adversarios a menudo gustan servirse del empuje de la corriente para acceder a recodos pródigos en alimento de ahí que tales peregrinaciones resulten muy interesantes para el pescador, puesto que para entonces se aprecia con claridad una alteración en su comportamiento que les puede convertir en vulnerables.

Iluminación y focos para la pesca nocturna

El elemento más importante de la pesca nocturna que nunca debe olvidársenos en casa es una fuente de iluminación de absoluta solvencia. Y es que la luz que nos proporciona la luna es un factor que del que sólo en contados lances es factible aprovecharse, puesto que en la mayor parte de ellos las nubes impiden que ésta llegue con fuerza hasta nosotros, y además, por muy intensa que la percibamos, a menudo no es suficiente para confeccionar o encarnar los aparejos de pesca con propiedad.
Foco para la pesca nocturna
Foco para la pesca nocturna
Cuidado que no se habrán pergeñado sistemas tendentes a conjurar la falta de claridad que el pescador padece por entonces, pero el caso es que por ahora sólo contamos con la lámpara de pesca frontal como verdadero recurso que contribuye a aclararnos la jugada mientras nos movemos en el reino de las sombras,  lo cual por otro lado constituye un gran avance si las comparamos con las clásicas de petaca y fabricadas en metal simplón que siempre se ha usado para infinidad de menesteres.
La iluminación de una simple bombilla se ha visto sustituida por lámparas led, acompañada de una cinta elástica regulable que se ciñe en torno a la cabeza. Tal dispositivo confiere plena libertad de manos, lo cual es muy útil a la hora de ejecutar determinados trámites, o bien cuando hay que moverse por las piedras, y al menor desequilibrio que no se corrija con inmediatez puede acarrear severos problemas. Sin embargo el hecho de que la industria pretenda facilitarnos la vida en este capítulo no obsta para que numerosos compañeros vayan un poco más allá en el afán por mejorar lo existente, y que se busquen alumbrados de larga duración, para lo cual hacen experiencias con acumuladores de energía recargables.

Los “gusiluz” o luminosos para la pesca nocturna

Los luminosos que adjuntamos a las punteras de las cañas constituyen otra invención que ha revertido a favor de las sesiones de pesca nocturna. Eso así, estos bastoncitos que cimentan sus virtudes en base a la reacción de diversos elementos químicos, en ocasiones reservan sorpresas muy desagradables a sus usuarios cuando rebasan su fecha de caducidad.
Luces químicas para la pesca nocturna
Luminosos para las cañas de pescar
Pese a ello, la utilización de dichas luces químicas, se ha popularizado sobremanera, cuestión que ha permitido arrinconar al molesto cascabel o avisador de pesca de toda la vida, y seguro que en ello algo también habrá tenido que ver el hecho de que su vida útil pueda verse considerablemente ampliada respecto de lo anotado por el fabricante, en tanto los introduzcamos una vez terminada la pesca en el congelador para su mejor conservación y duración.

La ropa adecuada para pesca por la noche

Amén del vadeador de pesca, el resto de la ropa que se ha de portar también adquiere una notable relevancia para el pescador, de ahí que con la llegada del otoño convenga reestructurar el armario y sustituir la manga corta por camisetas térmicas y chaquetas estancas. Y es que la ausencia del sol magnifica la sensación de frío que sigue a la caída del día, circunstancia que unida a la humedad invita a muchos pescadores a quedar plácidamente apoltronados en el sillón hasta una época mejor.
Así las cosas es obligatorio blindarse, mas a tal efecto tampoco es necesario realizar un severo dispendio, toda vez que en tiendas de pesca provistas de excelente material, podremos toparnos con prendas muy útiles y de calidad, como por ejemplo chaquetones dotados de cierres con velcro en puños o cuello. A su vez, cubrirse debidamente la “azotea” es otro factor ciertamente importante, en la medida que aquí se halla el principal punto de pérdida de calor corporal. De tal guisa gorros de lana simples, térmicos, o capuchas de neopreno contribuirán a mantener la temperatura como mandan los cánones.
Las manos se erigen en el arma más letal del pescador, pues éste ya puede pensar todo lo bien que quiera, que como tarde o sea incapaz de ejecutar correctamente un nudo o encarnar con rapidez, es probable que desaproveche mucho tiempo durante la marea. Este lento proceder suele verse motivado con el agua que agarrota tendones y pasma los sentidos, de ahí que sea preciso aislarlas del entorno que nos rodea mediante guantes de lana de secado rápido, si es que carecemos de manoplas o guantes de neopreno plenamente estancas con aperturas para los dedos índice, corazón y pulgar.

Tomar todas las precauciones posibles

La pesca nocturna en el mar reserva numerosas sorpresas para quienes gustan acercarse a la orilla de la playa durante esta fase de la jornada, o a aquellos que no disponen de otro momento en el que tentar a la suerte con sus aparejos. En cualquier caso la percepción de las cosas debe valorarse estrictamente por sus practicantes, habida cuenta que a estas horas las apariencias engañan. Por lo tanto, no bajemos la guardia bajo ningún concepto aun cuando el sector escogido para la ocasión lo tengamos trillado hasta la saciedad.
A veces los hechos más graves ocurren de forma ciertamente absurda, precaución amigo pescador

Vídeo sobre señuelos para la pesca noctura